Make your own free website on Tripod.com


Send Holiday
Postcards!

Make a Family
Newsletter!

El diario de a bordo de Marlen


This image courtesy of StockObjects





        Las Navidades recién disfrutadas

Digan lo que digan, estas han sido unas Navidades tranquilas. A pesar de las malas lenguas que han vilipendiado nuestras figuras, diciendo que se nos había visto borrachos vagando por las playas de Zarautz, hemos sido unos chicos buenos, cuidadosos y medidos tanto en nuestro comer como en nuestro beber. Las botellas que sacamos a la basura el día 26 no nos pertenecían en su totalidad. Los 2 kilos de langostinos que desaparecieron de la mesa, después de los aperitivos rociados con ananá fizz, y antes de la sopa de langosta y del lechoncito adobado con ensalada rusa, fueron denunciados oportunamente a la Guardia Civil. ¡¡¡Que conste!!!

        Justificación de un desconocimiento

Para que asi también conste en los medios pertinentes, debo aclarar que yo no envié el macho movedizo ni tenía idea de lo que se trataba, ni siquiera vi con detenimiento el gorrito de Papá Noel que se bamboleaba. Mis tiernas ideas se congracian mas con púdicas figuritas de Papá Noel como la que antecede. Por otra parte tampoco se nada de una jovencita que ha provocado más de un infarto informático y que según dicen mueve las caderas y algo más por los ordenadores montevideanos.

        Nosotros bien, gracias ...

Tanto mis sagrados y serios padres, como mi santo hermano y mi sobrino, y también nosotros nos encontramos muy bien y reponiéndonos aunque de las emociones que no de los excesos. La paz familiar se sintió en la mesa engalanada, hubo risas, regalos, buen ambiente y ¡¡¡UVAS!!! Doce benditas uvas que según cuenta la tradición hay que comer a las 12 de la noche del 31, una con cada campanada del reloj de la Puerta del Sol. El problema en estos casos se presenta cuando se tienen sordos en la familia y se intenta seguir la tradición escuchando las campanadas por la tele. Porque entonces sucede que hay quien está por la tercer uva cuando hay que empezar, y hay quien tiene en el plato 6 uvas al acabar. Y hay también quien se tienta de risa y escupe peligrosamente cachos de uvas entre estruendosas risotadas. Pero finalmente todos nos abrazamos ... y nos lavamos las uvas de la cara, manos y ropa.

        Felicidades para toda la gran tribu

Y ahora llega la hora de los mil deseos de Paz, Felicidad, Amor, Comprensión y sobre todo de SALUD. Un besote grandotote para todos y cada uno de vosotros, deseos a los que se unen mis padres que os recuerdan y mi amado esposo que ahora se acerca a leer esta fantástica obra de arte (no tengo abuelita) Besos, besos y muuuuuuuuchas felicidades Marlen


This newsletter was made by Tripod member trujaman.